“Violación Nueva York” de Jana Leo

Deja un comentario
feminismos / libros / Uncategorized

Como penúltima publicación del año quería compartir la reseña del libro Violación Nueva York de Jana Leo (Lince Ediciones), que publiqué en Oculta.lit el pasado 1 de diciembre. Sin duda esta ha sido para mí una de las lecturas del año, inesperada en cuanto al contexto de lectura, pues se trata de una traducción y la obra original tiene ya algunos años. Pero ha venido en el momento del #metoo y eso permite, también, esta obra. Compartir la experiencia, pensar en común.

home

“The memory freezer” (Jana Leo, 2001)

El texto: De verdad os lo pregunto: ¿y a quién no?

Anuncios

Violaciones, manadas, Pactos y crucifijos

Deja un comentario
feminismos / realpolitik / Uncategorized

El pasado viernes, mi artículo de La Tribu respondía a un encargo específico de su directora, Carmen G. de la Cueva, para hablar del juicio por la presunta violación a una chica en San Fermín, a manos de cinco elementos, dos de los cuales eran además servidores públicos en nuestras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, lo que agrava sin duda indignación y alarma ante este recrudencimiento de las violencias machistas que, por suerte, el movimiento feminista contesta en al calle, en el Congreso y en cada texto. Hablo entonces de cultura de la violación, de sexualidad, de Judith Butler y del camino del Pacto de Estado en materia de violencia de género y la postura que mantuvo al respecto Unidas Podemos (os hago spoiler: mantuvo la única posible para seguir mirándose al espejo cada día).

sub-buzz-9098-1510159757-3

Aquí tenéis el texto: De violadores, parlamentos y pactos de Estado.

Sobre el Día de las escritoras y Rosario de Acuña

Deja un comentario
feminismos / Uncategorized

En esta semana extraña, La Tribu llega en viernes y me da ocasión de escribir sobre una de mis maestras de otro siglo. Y es que cuando la tesis me superaba, cuando la política me crispa, cuando me puede el desorden circundante, me doy un paseo hasta el cementerio de Gijón para charlar un rato con doña Rosario de Acuña, enterrada allí desde 1923 bajo una lápida sencillísima y blanca que apenas lleva sus iniciales sobre un mísero ladrillo. Y me digo que si doña Rosario se lió la manta a la cabeza y pudo, desde finales del XIX y hasta su muerte agitar todas las conciencias, proclamar todas las libertades, pensar de la forma fabulosa en que lo hizo, no tiene sentido que aquí la menda ande penando por la ineptitud del año 2017 cuando tiene casa, educación y posibilidades por las que muy a conciencia la madrileña afincada en Gijón trabajó hace más de cien años. Así que su tumba es un lugar de meditación para mí que limpia un poco el pensamiento cuando se le enfangan demasiadas nubes. Porque además de librepensadora, masona y azote de caciques, iglesias y convencionalismos, Acuña fue escritora con conciencia de lo que eso significaba y al repasar la reciente conmemoración del Día de las Escritoras promovida por la fantástica asociación Clásicas y Modernas en colaboración con la BNE me pareció estupendo explicar por qué esa fecha es un acto político imprescindible y hacerlo, claro, hablando de ella. Que yo necesito poco para mirar al XIX.

Podéis leerlo aquí: El Día de las Escritoras debe ser siempre.

las_dominicales_del_libre_pensamiento2c_4_de_febrero_de_1883_28cropped29

 

“Preciosa sangre”, los diarios de Teresa Wilms Montt

Deja un comentario
feminismos / reseñas

Hubo un estúpido tiempo adolescente en el que la idea de la poeta suicida me asaltó con el tópico habitual y la tontuna propia de los años. Luego se me pasó el malditismo (aunque yo de eso tuve siempre tirando a poco, no valgo mucho para posar) pero me quedó lo político en la pregunta por las vidas de las que acabaron, horno mediante, con un sufrimiento de raíz tan patriarcal como la violencia que vivieron. Por eso me enamoré muy joven de Teresa Wilms Montt y por eso reseño sus diarios íntimos, que acaba de publicar en España La Señora Dalloway, desde la perspectiva de quien no quiere mito sino lucha y escritura. La edición es deliciosa del texto a la maquetación, no dejéis de echarle un vistazo.

Aquí la reseña en La Tribu: Diario de la desobediencia. “Preciosa sangre. Diarios íntimos” de Teresa Wilms Montt.