Autumn Leaves

Deja un comentario
Uncategorized

Se fue septiembre. Hemos vuelto a encender el horno. Quería actualizar con un batiburrillo de cosas pasadas, pasando y que pasarán pero el fin de semana cae sobre la casa como lo ha hecho el gris sobre lo que antes de la siesta era un hermoso día de sol. Ah, otoño, qué puñeteramente bonito fuiste en Nueva Inglaterra.

Tenemos un propósito para ti, propósito de otoño: sacudirnos la pereza del domingo y echar a andar, temprano y forraditos, monte arriba. Tenemos un propósito para ese propósito, en realidad: el calor de todos los almuerzos recios, segadores, castellanos, que pueden caer después de eso.

Para el lunes queda la agenda, entonces: un poquito-mucho de poesía, el estreno en Gijón de “Memoria de la carne”, algunos artículos recientes que ya circulan por internet, el proyecto nuevo, viajecito a Madrid, viajecito a Sevilla, una exposición. Ver cómo casa todo esto con la docencia en ciernes del primer semestre. Otra vez encuadernación, obstinada y felizmente yoga.

Tarde gatuna en el barrio. Sonando así.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s