Diario de Navidad

Deja un comentario
diario de navidad

Una de mis secciones favoritas de La Tribu de Frida desde su origen es  la de diarios de escritoras variadas que durante una semana van compartiendo vida, pensamiento e imagen. Sobresalen para mí dos, de todos los publicados hasta ahora, que firman Jenn Díaz y Sara Torres. Aprendí mucho de ambas, me emocioné, disfruté y repensé incluso mi relación de escritura-lectura con este ¿subgénero? tan, pero tan, tan “femenino” y de ahí, en realidad, su condición de sub-, su desprestigio tantas veces. Literatura íntima, pequeña, no “literaria”. Si algún día hay que dar patadas a un canon puede ser hoy, cuando la autoficción -que es de lo que hablamos, en mayor o menor grado, a través del relato de hechos íntimos desde un salto extraño entre verdad y verosimilitud, ocultamiento e iluminación- está siendo la materia prima más interesante para, por ejemplo, la novela.

No me enredo. Acepté a finales del año pasado escribir uno de esos diarios de La Tribu y por diversas razones salió este Diario de Navidad que hoy, varias semanas después, se publica. En estos días de desmontar dos casas para hacer, en realidad, una; de limpiar paredes y cajones y cuidar, en suma, la guarida, vuelvo a leer lo que escribí a finales de diciembre y pienso que no otra cosa podía haber escrito para abandonar finalmente una de las vueltas de este ciclo. Nuevo loop, más conocimiento del trapecio e idéntica (pero distinta) saltimbanqui.

Reescribirte otra vez, borrarte nunca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s